El arte en Cuenca

Logotipo

Cuenca: Catedral (29)

Capilla de la Asunción

Entre la Capilla del Socorro y la de Santiago se encuentra esta Capilla de la Asunción o del deán Barreda, por haber sido éste considerado como su fundador, conociéndosela también como Capilla de Martina Lasso e incluso como Capilla de Panteón.

Fue fundada hacia el año 1.511 por Gregorio Álvarez de Alcalá, canónigo y deán de la Catedral Juan Barreda que es el que puso el retablo actual.

En el año 1.902 la familia Lasso añadió los nichos laterales y las estatuas, conviertiéndola en Panteón familiar.

La Capilla se cierra con una reja ejecutada por Hernando de Arenas en el año 1.553.

Se compone de un cuerpo principal formado por dos hojas practicables y dos gruesas columnas a cada uno de los lados de las mismas con capiteles corintios.

A la mitad de la altura de las puertas hay una cenefa repujada con figuraciones de cabezas y animales fantásticos y medallones con bustos de figuras humanas.

Se remata la reja con un doble montante.

En la parte inferior de la imagen discurre horizontalmente una cenefa repujada con decoración renacentista con medallones de bustos humanos sujetados a ambos lados por personajes fantásticos mitad hombres mitad animal.

Sobre esta cenefa unos cortos barrotes, con el escudo de armas de su fundador en el centro y dentro de un círculo, sujeto por dos figuras, y a los lados de ellas otras dos figuras de humanos sobre pedestales.

Encima otra cenefa, en este caso calada.

Y en la parte superior del montante, entre columnas abalaustradas y frontón de remate, la imagen de la Asunción de la Virgen rodeada de ángeles. 

A los lados dos grandes volutas en los que se apoyan dos ángeles, así como candelabros y en los extremos dos medallones con bustos.

En el interior de la Capilla, y bajo una gótica bóveda, se encuentran el Retablo de la Asunción de la Virgen así como los nichos y estatuas situados en los laterales.

Bóveda gótica de terceletes de la Capilla.

Retablo de la Asunción de la Virgen, realizado en el siglo XVI y atribuido a Martín Gómez el Viejo y la colaboración de su cuñado Pedro de Castro.

A través de siete de sus tablas se representan escenas diversas de la vida de la Virgen, y en la central la figura de María en el momento de su Asunción a los cielos.

En la predela otras tres pinturas y en el montante la figura del Padre Eterno, formando un total de 12 tablas. 

La predela del retablo se adorna en la tabla central con la figura del Salvador, con San Pedro y San Pablo a uno y otro lado de él.

En la tabla de la izquierda los Santos Juan, Tomás y Mateo.

Y en la de la derecha, Santiago el Mayor, San Andrés y San Bartolomé. 

En estas escenas de la vida de la Virgen están representadas las escenas de: -Abrazo ante la Puerta Dorada, -Anunciación, -Visitación y -Nacimiento de la Virgen.

La tabla central la Virgen en el momento de su Asunción a los cielos.

En la tabla de la Asunción a los cielos de la Virgen, hay cuatro ángeles que simulan ayudarla en su subida, mientras el Padre Eterno y el Hijo, que lleva en su mano izquierda una cruz, símbolo de Redención, colocan una corona sobre las sienes de la Virgen, a la vista del Espíritu Santo, que, en figura de paloma, está en el centro y los contempla.

Por encima del resplandor que rodea al Espíritu Santo, aparecen en semicírculo tres pequeños ángeles, y otros tres en la arte inferior del cuadro: dos de ellos envueltos entre nubes en sus ángulos y el tercero en el centro bajo el cuadrante lunar sobre el que se asientan los pies de la Virgen.

En el piso superior del retablo, la tabla de la izquierda representa al Nacimiento del Niño Jesús; en la central la Adoración de los Reyes Magos, y en el lateral derecho la Presentación del Niño en el Templo.

En el montante aparece la figura del Padre Eterno, envuelto entre nubes, con la esfera del mundo, coronada por una cruz sobre su mano izquierda, y en actitud de bendecir con su derecha.

En los laterales de la Capilla, bajo unos arcos góticos conopiales decorados en su dintel con jarrones de flores sostenidos por ángeles, se encuentran las urnas sepulcrales con las esculturas de la Fe y la Eternidad talladas por Mariano Benlliure.

Delante de las urnas funerarias en mármol blanco situadas en el muro de la izquierda de la Capilla se situa esta estatua de la Eternidad.

En el lateral derecho, delante de las otras tres urnas, la escultura de la Fe.

Latitud: 40° 4' 43.3488" N
Longitud: 2° 7' 46.3692" W

El Arte en Cuenca - Nota legal

Página web por Hazhistoria