El arte en Cuenca

Logotipo

Recorrido alfabético por el Patrimonio Artístico de Cuenca

Busqueda por poblaciones

NOVEDAD: Museo Diocesano, Museo Arqueológico, y Museo de Arte Abstracto; Ciudades romanas de Segóbriga, Ercávica y Valeria.

Sobre el denominado cerro del Castillo que domina la población, frente a la antigua iglesia románica de Abia, queda la peña rocosa donde parece ser hubo un Castillo.

El conjunto de todas sus fortificaciones debió ser uno de los recintos militares más formidable de España, con un papel estratégico de primer grado y reforzado por un importante sistema defensivo que constaba de un buen recinto amurallado y un alcázar.

Efectivamente el conjunto fortificado de esta ciudad-fortaleza estaba constituido por unas torres avanzadas, por tres recintos de muralla y por su castillo.

Sobre la plataforma de un meandro del río Cabriel y en su parte más elevada se levanta la antiquísima Fortaleza de Alcalá.

Los restos del castillo de Alconchel se levantan sobre la cumbre del cerro de forma tronco-cónica que domina la población.

Este lugar se sitúa dentro del itinerario de la calzada romana que desde Complutum (Alcalá de Henares), pasando por Segóbriga, alcanzaba Carthagonova (Cartagena).

Solo quedan restos en algunos lados de sus muros, apreciándose vestigios de varios de sus cubos.

En la parte más elevada del cerro donde se asienta la población de Algarra, se levantan las enhiestas ruinas de un antiguo e importante Castillo.

A unos 3 km. de la población, en el lugar denominado El Castillo, se conserva la Torre de la Huerta que defendería la Vega de las Huertas.

 

Sobre un cerro y compartiendo el sitio en la actualidad con el depósito de agua de la población, quedan los restos de dos de los cubos del antiguo castillo que existió en este emplazamiento, denominado El Castillejo.

Junto a la iglesia de la población quedan las ruinas de un torreón.

El Castillo de Belmonte fué mandado construir por D. Juan Pacheco, Primer Maqués de Villena, en el S.XV.

Se trata de una obra de estilo gótico comenzada en 1.456, con elementos mudéjares y renacentistas, produciéndose en el S.XIX unas modificaciones en las galerías que dan al patio de armas.

Sobre un cerro que domina la población de Beteta se levanta el Castillo de Rochafría.

Páginas