El arte en Cuenca

Logotipo

Cuenca: Catedral (07)

Capilla Bautismal

Entre la anterior capilla de los Apóstoles y el brazo derecho del crucero se situa esta Capilla Bautismal, a la que también se la conoce como Capilla de San Antolín o de los Cabrera, e incluso se la denominaba como Capilla de San Juan y San Antolín ó de los Marqueses de Moya, ya que sus primeros patronos fundadores fueron los Marqueses de Moya, en el año 1.507, si bien arquitectonicamente es la más antigua de la Catedral, pudiendo haberse construido en el s. XIV tal y como nos indica su bóveda.

Su actual denominación de Capilla Bautismal le viene dada porque desde comienzos del s. XX se encuentra en ella la pila bautismal de la Parroquia de la Catedral.

La puerta de entrada en lugar de guardarse con reja metálica se cierra con un cancel de madera, y colocada externamente a la entrada de la capilla en su lateral izquierdo se encuentra una pila de agua bendita.

Interior de la Capilla, con la Pila Bautismal en primer término y cuatro retablos

Bóveda gótica de crucería formando una tracería de estrella.

Los nervios diagonales se decoran con puntas de diamante, y la intersección de sus nervios queda enmascarada por unas claves que no han conservado su decoración, siendo de mayor tamaño la central.

Los nervios diagonales de su crucería se apoyan en ménsulas ornamentadas con figuras alegóricas propias del siglo XIV y XV como son las de tres bustos femeninos así como dos cabecitas de animales, una a cada lado; sobre la coronación de estas cabezas discurre un friso cuyo motivo ornamental es el follaje propio del gótico del XIII.

En el paramento izquierdo de la Capilla, a la altura de la ménsula antes citada, hay una inscripción en una decorativa banda de tipo mudéjar.

El primer retablo adosado al muro izquierdo de la capilla es el de San Antolín, seguido del de San Juan Evangelista, siendo el que encontramos frontalmente el de San Ignacio.

El Retablo de San Antolín posee una armadura del s. XVIII realizada por José Martín de Aldehuela, mientras que en su hornacina central la primitiva pintura que representa a S.Antolín portando en su brazo izquierdo una filacteria con su nombre, es una tabla del s. XIV.

Tras San Antolín, al fondo de de este mismo muro izquierdo está la tabla del Retablo de San Juan Evangelista, enmarcada dentro de un apuntado arco gótico, pintura en la que el autor firma: "Joanes me fecit"; también es una obra del s. XIV.

A la izquierda de la imágen el Retablo de San Ignacio, que es el altar principal de la Capilla ya que se encuentra frente a la entrada de la misma, es de similar factura al de San Antolín, y fue realizado por Manuel Álvarez en el s. XVIII.

Y adosado al muro derecho de la Capilla se haya el Retablo de San Juan Bautista, formado por una mesa de altar sobre el que se alza una predela, un cuerpo principal y el remate de un montante.

El cuadro que ocupa la parte central de este retablo representa a San Juan Bautista predicando en el desierto, y está firmado por el pintor barroco conquense Cristóbal García Calderón en el s. XVII.

 

En el centro de la Capilla se sitúa la plateresca Pila Bautismal adornada tanto en su redondo pedestal como en su vaso.

Bajo el borde de su copa recorre horizontalmente una cenefa con varias semejantes figuraciones en relieve de cabezas de ángeles aladas, mientras que bajo ella y separado por una moldura lisa se desarrolla una variada ornamentación floral entra la cual aparecen figuras de monstruos y ángeles.

Latitud: 40° 4' 43.3704" N
Longitud: 2° 7' 46.578" W