El arte en Cuenca

Logotipo

Carrascosa del Campo

Iglesia de la Natividad

 

La antigua iglesia de La Asunción, denominada a partir del siglo XVII como Iglesia de la Natividad de Nuestra Señora, está declarada Monumento Histórico-Artístico Nacional y Bien de interés Cultural de Castilla la Mancha.

 

De sólida construcción, fue edificada en su mayor parte entre fines del siglo XV y el XVI, en estilo gótico.

 

Esta iglesia columnaria de planta rectangular compuesta por tres naves y torre al sur, fue inaugurada oficialmente en el año 1.577 por el rey Felipe II, para lo cual se desplazó desde el Monasterio de Uclés, lugar donde estaba pasando ese año la Semana Santa.

El principal financiador y benefactor de la construcción del templo fue el hijo más ilustre de la villa, Miguel de Carrascosa, gran cronista y Gobernador del Obispado de Cuenca, así como Señor de Balazote y Arcediano de Moya, consiguiendo los fondos necesarios para las diversas obras llevadas en su edificación, tanto por parte del Obispado de Cuenca como del Vaticano, donde poseía una gran influencia.

Se conoce el nombre de 2 de los arquitectos que intervinieron en su construcción: los maestros canteros vizcaínos Juan Pérez de Azcueta, y Martín de Oma.

 

 

A mediodía del templo y adosada a la nave lateral, junto a la más importante de las tres portadas de la iglesia, se levanta una maciza torre cuadrada, de mampostería y sillería, con medallones en su parte superior, destacando en ella los cuatro huecos para campanas terminados en arcos de medio punto.

La Torre, de tres cuerpos limitados por impostas, está formada en su parte inferior por un alto zócalo o basamento de más de un metro de altura sobre el que se alza el primer cuerpo que se va estrechando en su ascenso formando tres tramos, disponiendo cada uno de los dos superiores una ventana-saetera.

Estos tres tramos del primer cuerpo son de mampostería, aunque en su parte más elevada pasa a ser de sillería.

El segundo cuerpo, que también cuenta con saetera está realizado en sillería, al igual que el tercero, contando sobre este último y separado por una imposta con un friso decorado por medallones.

Queda rematada la torre en su terraza por un chapitel metálico soportado por cuatro columnas metálicas que recogen una campana y soporta una veleta y una cruz.

Detalle del cuerpo superior de la torre y del friso superior en el que se aprecia su decoración.

En el tercer cuerpo, por debajo del hueco de ventanas figura la representación de unas conchas o veneras, mientras que en el friso superior aparecen seis medallones en cada lado.

Portada sur o del Mediodía

La más importante de las tres fachadas con que disponía el templo, y que actualmente es la entrada principal, es ésta de Mediodía, concebida a modo de pórtico que da entrada a un nicho cubierto por bóveda de medio cañón, con la puerta de entrada al fondo.

Es una realización propia plateresca, estando formada su entrada a través de un arco de medio punto que apoya sobre capiteles de columnas abalaustradas cuyos fustes descansan en altas basas sobre zócalos.

La propia portada queda enmarcada entre dos grandes columnas peraltadas, una a cada extremo del muro, similares a las de la entrada al pórtico pero rematadas con pináculos.

En el centro de la composición y a los lados de la puerta de entrada de madera con doble hoja se desarrolla una portada abocinada rematada mediante arco carpanel sobre el que se despliega otro arco conopial del gusto gótico-isabelino.

En el espacio central comprendido entre los dos arcos citados aparece la figura de dos animales enfrentados, y sobre el arco conopial los escudos de armas de Miguel de Carrascosa (carrasca, florón y zapatas).

Imagen de la bóveda de cañón que constituye el techo del pórtico de esta portada de Mediodía, con decoración estrellada.

Esta Portada Norte, es de estilo Neoclásico, y daba salida al cementerio, por lo que todavía se puede apreciar al exterior alguna de sus sepulturas.

La iglesía tenía también antiguamente una portada de acceso a la nave central, a poniente, denominada de San Martín o del Oeste, también de estilo gótico isabelino, que fue tapiada y que en la actualidad sigue encontrándose tapada.

La iglesia columnaria, de planta rectangular, compuesta por tres naves (las laterales de menor altura que la central), queda dividida en seis tramos a través de cinco pares de columnas, de las cuales las tres primeras parejas contando desde los pies del templo son cilíndricas, mientras que las otras dos más proximas a la cabecera son cilíndricas fasciculadas.

Las bóvedas son de crucería, salvo los tres primeros tramos de las naves laterales empezando desde los pies que son de arista.

Vista del interior desde una nave lateral donde se aprecia por una parte las columnas con su basamento, fuste liso y capitel, y por otra el paso de la nave central a las laterales a través de arcos apuntados moldurados, salvo el del transepto que son más elevados y menos ojivales.

Desde la parte central de la planta de la iglesia  puede observarse a los pies de las naves el coro gótico que se levanta a media altura, bajo el cual se encuentra la doble puerta correspondiente a la denominada Portada gótico-isabelina de San Martín o del Oeste.

Desde la nave central, puerta de salida de la Portada Norte.

Bóvedas de crucería estrellada de la nave central ricamente decoradas en diversas formas.

Bóveda en la cabecera de la iglesia. 

En la imagen central, que es la del crucero, una bóveda de crucería estrellada con una original decoración en su parte interna, y al fondo una bóveda de medio cañón casetonada.

(A continuación otras imágenes del exterior e interior de esta iglesia de la Natividad).

Latitud: 40° 2' 15.8244" N
Longitud: 2° 44' 19.5576" W