El arte en Cuenca

Logotipo

Recorrido alfabético por el Patrimonio Artístico de Cuenca

Busqueda por poblaciones

NOVEDAD: Huete,  Tarancón,  Carrascosa del Campo,  Belinchón  y  Garcinarro.  

Carrascosa del Campo

Iglesia de la Natividad

 

La antigua iglesia de La Asunción, denominada a partir del siglo XVII como Iglesia de la Natividad de Nuestra Señora, está declarada Monumento Histórico-Artístico Nacional y Bien de interés Cultural de Castilla la Mancha.

 

Cuenca: Catedral (06)

Capilla de los Apóstoles

Tras la Capilla del Pilar, citada anteriormente, se encuentra esta Capilla de los Apóstoles, obra protorrenacentista y de mayor tamaño que la anterior.

Debieron comenzar la obra en el año 1.528 los maestros canteros Antonio Flórez y Juan de Alviz creando una estructura de la misma de tipo de finales del gótico, mientras que los elementos ornamentales son platerescos.

En la imagen destaca en principio la ventana del "comulgatorio", tras la cual se encuentra la portada de entrada a la Capilla.

 

Cuenca: Catedral (09)

El Trascoro

El Trascoro es el muro que cierra por detrás el perímetro del Coro, que en este caso su altura priva de la perspectiva que nos ofrecería la Nave Central hasta el Altar Mayor.

Teniendo en cuenta que la sillería nueva del Coro de la Catedral no se realizó hasta mediados del s. XVIII, a continuación de la ejecución de la misma se elaboró en el año 1.755 esta obra Neoclásica del Trascoro por el Maestro Mayor de obras de la catedral Fray Vicente Sevila.

Huete: Iglesia de San Pedro

 

Ruinas de la antigua iglesia de San Pedro

 

De los restos de esta antigua parroquial, ahora en propiedad particular, destaca una capilla del siglo XVI, que al exterior presenta una portada renacentista, y bajo las ruinas de la iglesia existe una calle gótica subterránea.

Tarancón: Iglesia de La Asunción de Ntra. Sra. ( II )

Retablo del Altar Mayor de la Iglesia

 

Realizado por el escultor entallador renacentista Pedro de Villadiego hacia el año 1.548 en estilo plateresco, contó para la realización del mismo con la colaboración de otros dos importantes entalladores como son Giraldo de Flugo y Diego de Tiedra.

Uclés: Monasterio - I

 

Vista general desde poniente

 

El Monasterio, sede-cabeza de la Orden de Santiago, se asienta sobre una amplia explanada de una parte de un cerro en el que también se alzan los restos del Castillo, del cual formaba parte, y a sus pies, al este del mismo, se encuentra el asentamiento de la población.

Uclés: Monasterio - II

Fachada este

 

Realizada esta fachada oriental en la primera fase constructiva (1529-1550),  se nos muestra como un gran exponente del plateresco conquense.

Se ejecutó en sillería, con balconadas y ventanales de rejería, con abundante decoración plateresca en sus espacios divididos por las impostas y cornisas, con vanos de cierres avenerados, recargados grutescos en el piso superior y adintelados en los otros dos, con columnas adosadas y copetes.

Uclés: Monasterio - III

Fachada norte

 

En esta imagen del muro norte del edificio del monasterio, que se corresponde con el lienzo también norte de la nave de la iglesia, tenemos a la izquierda de la misma el ábside de ese templo, con el transepto rematado en frontón calado a continuación y a la derecha la fachada norte de la iglesia con una de las dos portadas de acceso que posee este edificio religioso.

Uclés: Monasterio - IV

Fachada oeste

 

Desde poniente vemos la panorámica del monasterio con la fachada de entrada principal a la iglesia situada a la izquierda, y a la derecha las dependencias conventuales del lado oeste.

Como puede comprobarse, la fachada del templo se encuentra retranqueada en comparación con el resto del edificio que vemos a la derecha de la estampa.

Uclés: Monasterio - V

Fachada sur

 

La fachada principal, obra del siglo XVIII situada al mediodía del cenobio, fue acabada en el año 1735, tal y como se indica en la cita que aparece en la inscripción de la portada principal de entrada al monasterio.

Atribuida primero a Churriguera, posteriormente se ha considerado que el autor de la obra fue uno de sus discípulos, Pedro de Ribera, que llevó a su pleno desarrollo el denominado "Barroco exaltado".

 

Páginas

El Arte en Cuenca - Nota legal

Página web por Hazhistoria