El arte en Cuenca

Logotipo

Cuenca: Catedral (31)

Capilla de los Caballeros

En su conjunto, esta interesante Capilla de los Caballeros reune varias obras de arte, incluyendo sus dos rejas.

De origen medieval, ya que se fundó en el siglo XIII, fue creada como panteón familiar para el linaje conquense de los Albornoz, siendo reconstruida la Capilla hacia el primer tercio del siglo XVI por encargo de dos descendientes de sus fundadores, los hermanos Luis y Gómez Carrillo de Albornoz.

La fábrica de la Capilla es protorrenacentista, siendo su estructura gótica y la decoración plateresca, habiendo sido trazada por Antonio Flórez.

En cuanto a las pinturas de los altares de la Piedad y la Epifanía y del retablo de la Crucifixión, son obra del maestro renacentista Fernando Yáñez de la Almedina, haciael primer tercio del siglo XVI.

Se ubica la Capilla en la zona de encuentro de la Girola y la nave del Evangelio, formando un rincón y poseyendo dos entradas a la misma.

El lateral derecho de la Capilla posee una monumental reja que cierra un tramo del muro de la misma.

Tanto la reja de la portada como esta lateral son obra del artista Esteban Lemosín.

Está formada esta reja del costado derecho de la Capilla por dos cuerpos y un montante, separados por repujadas cenefas.

Cuenta el cuerpo inferior de la reja con cuatro adornados gruesos pilares que la dividen en tres secciones verticales, algo más ancha la central que las laterales; otros dos pilares menos gruesos y de torso retorcido sirven de jambas o bisagras a las hojas de la puerta de entrada.

Los barrotes se ornamentan a media altura de la reja a través de una franja calada creada con formas romboidales en unos y a sus lados los otros a modo de volutas creando formas de dos corazones opuestos, con la singularidad de que tanto en la parte inferior de los barrotes como en la superior se van contrapeando las barras lisas con las torsas.

La cenefa de chapa policromada que remata este cuerpo inferior queda cortada a causa de la altura de la puerta practicable, destacando los dos medallones con los bustos de San Pedro y San Pablo, además de figuras de niños, dragones, ángeles a caballo y extraños monstruos.

 

Detalle de la cenefa inferior con el busto de San Pablo en su medallón y unos ángeles a caballo con espadas blandidas frente a dragones. 

Imagen del cuerpo superior de la reja y del montante.

Las cuatro pilastras dividen la reja del cuerpo superior en tres secciones verticales o calles, siendo menos alta la central a causa del espacio ocupado por las hojas de la puerta situadas en el cuerpo inferior.

Los barrotes son parecidos a los del cuerpo inferior, con la franja calada intermedia que difiere algo en su diseño, y con una cadena de cabezas de ángeles sobre ella.

La cenefa superior de este cuerpo, que la separa del montante, también es similar a la del cuerpo inferior, teniendo en este caso tres medallones.

 

 

 

 

 

Detalle del lateral derecho del cuerpo superior de la reja, con la franja calada intermedia que en este caso se ornamenta con formas de rombos similares a los del cuerpo inferior pero que en este caso los rombos de la línea central se encuentran rodeados de otras formas romboidales más grandes.

Encima de esta franja de rombos discurre por todo el ancho de la reja una cadena de cabezas de ángeles que se enlazan por las alas.

Entre las dos cenefas de la calle o sección central del cuerpo superior de la reja, su decoración queda conformada por dos guirnaldas, la cadena de cabecitas de ángeles, y un medallón.

En la cenefa figura la inscripción: SACELLUM MILITUM.

En el medallón se representa el misterio de la Anunciación del Ángel a la Virgen.

La escena, enmarcada en un círculo formado por una corona de laureles, muestra a la Virgen con la representación del Espíritu Santo sobre su cabeza, y frente a ella el ángel que con su mano izquierda despliega una filacteria con la inscripción AVE GRATIA PLENA, y con la derecha sostiene un arbusto florecido simbolizando el fruto de la Virgen, su Divino Hijo; en el centro y a los pies de ambas figuras un jarrón con flores.

Hacia el medio día este medallón recibe la iluminación a través de una de las ventanas abiertas en el muro de mediodía de la Catedral, tal y como en la imagen puede observarse.

 

 

Lateral derecho del montante de la reja, con seis de los catorce candelabros que posee (siete a cada uno de sus lados), tres de los cuales vemos que se rematan en una especie de piñas, y los otros tres en forma de una antorcha y con el adorno de una cabecita alada de ángel.

La cenefa se decora con leones alados enfrentados y medallón con la figura de una cara.

La crestería central del montante está presidido por el escudo cardenalicio perteneciente a los Carrillo de Albornoz, sujetado a los lados por la boca de dos dragones cuyos cuerpos se prolongan creando unas volutas, sobre las que en su remate central aparecen tres esculturas en hierro con los cuerpos del Niño Jesús en el centro y un ángel a cada uno de sus lados.

La plateresca portada de entrada a la Capilla está trabajada en piedra blanca y masivamente ornamentada con motivos alegóricos alusivos a los caballeros y a la muerte.

Sobre el frontón triangular que cierra esta portada se encuentra tallado en la piedra un esqueleto con su guadaña para recordarnos la acción desoladora de la muerte, triunfante siempre de la vida.

Sobre el dintel de la puerta, en el friso superior,  se encuentra grabado en piedra el escudo de los Carrillo de Albornoz sostenido por dos ángeles, y a cada lado un medallón con las figuras de San Pedro y San Pablo.

Sobre este friso y dentro del frontón triangular de esta portada hay un letrero con la siguiente inscripción latina: DEVICTIS MILITIBUS MORS TRIUMPHAT, indicándonos que al final la muerte triunfa siempre sobre los caballeros.

La numerosa y variada ornamentación de la portada, todos alusivos a los caballeros y la muerte, está constituida por yelmos, escudos, bucráneos, cotas o armaduras, flechas con aljabas, calaveras, etc., como aparecen en esta jamba de la puerta.

La reja que cierra la portada es de similar factura a la gran reja abierta en el muro lateral, con dos cenefas en las que en el centro de cada hoja de las mismas figuran unos ángeles sujetando el escudo de los Albornoz.

La decoración de la reja, con dos franjas caladas similares a las del cuerpo superior de la otra abierta en el muro lateral, difiere de ella en cuanto a que en este caso los rombos centrales están rodeados con una forma cuadrifoliada con arcos ojivales los verticales y de medio punto los horizontales.

 

Desde el interior de la Capilla vemos sus dos entradas con sus rejas, y sobre el dintel la puerta de entrada aparece otra inscripción: DISRUPTA MAGNA VETUSTATE RESTITUTA SIT PERPETUO.

En esta imagen del interior de la Capilla aparecen en primer lugar a la izquierda y bajo unos arcosolios dos altares con pinturas, y delante de ellos, a ras de suelo, dos sepulcros.

Tras ellos y bajo dos arcos conopiales dos sepulcros, y al fondo un retablo.

La techumbre de esta Capilla tiene una doble bóveda de arista que en la intersección de sus nervaduras cuenta con florones decorados con escudos.

La Piedad

En este cuadro se representa el Enterramiento de Jesús, organizándose la escena en tres planos: un primer grupo con Cristo muerto en primer término con la Virgen acompañada de las Marías y tras ellas la figura de San Juan que está de pie y con las manos extendidas; en segundo plano, a la derecha de la composición figuran tres hombres comentando el acontecimiento; y al fondo, sobre la izquierda, unos personajes rodeando el sepulcro.

A los pies del altar de La Piedad se encuentra una lápida de mármol blanco que muestra en relieve la figura del Canónigo y Tesorero Gómez Carrillo de Albornoz, enterrado bajo ella, y cuenta con la siguiente inscripción:Peccator Thesaurarius - migravit anno D. MDXXXVI Die XII SE...., sin encontrarse legible el resto por estar empotrada la piedra bajo la mesa del altar.

Adoración de los Reyes

Junto al anterior cuadro e igualmente bajo un gran arcosolio tenemos la pintura de la Adoración de los Reyes Magos.

Sobre el cuadro de este altar hay un relicario, con rejilla en el centro que contiene las reliquias de San Laurencio y otros Santos, y a los lados dos pinturas con San Pedro y San Pablo.

En la composición de esta pintura aparece como figura central la Sagrada Familia: la Virgen sentada con el Niño apoyado sobre su pierna izquierda; detrás y apoyado sobre un bastón o báculo San José contempla la escena; a la derecha los reyes Melchor y Gaspar arrodillados, mientras que a la izquierda, de pie y vestido con rica ropa morisca aparece el rey Baltasar;  tras ellos otra serie de figuras y al fondo a la derecha un grupo de jinetes y un paisaje de ciudad esperando el séquito de los Santos Reyes.

Frente al anterior altar citado de la Adoración de los Reyes, bajo el pavimento y cubierto por una lápida a ras de suelo, se encuentra el sepulcro de la fundadora de la Capilla Teresa de Luna, esposa de Garci Álvarez de Albornoz y madre del Cardenal Gil de Albornoz.

La lápida que cubre el enterramiento está realizada en pizarra negra y en ella va dibujada en bajorrelieve la figura de doña Teresa, superponiéndose en altorrelieve la cabeza y las manos que están realizadas en piedra blanca, de alabastro.

Esta enterramiento es el más antiguo de esta Capilla, tal y como nos indica la inscripción orlada de la lápida en la que se indica que "finó a dieciocho dias de mayo, era de 1.334"  ( sustrayendo los 38 años para obtener la correspondiente fecha de la Era cristiana nos indica que fallecío en el año 1.296).

Bajo dos arcos conopiales se hayan los sepulcros en alabastro del padre y el hermano del Cardenal Gil de Albornoz, que murieron en el siglo XIV aunque estos dos enterramientos fueron realizados en el siglo XVI, durante la reforma de la Capilla.

Colocadas sobre los sepulcros e incrustadas en los muros se encuentran las dos placas en bronce que contienen las inscripciones sobre los personajes que aquí se encuentran enterrados.

El recuadro que sirve de marco a las placas cuenta en cada una de sus cuatro esquinas con el escudo de los Albornoz, bajo el cual y a modo de ménsulas aparecen unas cabezas humanas, así como una estatuilla colocada a cada lado de los marcos sobre la base de la representación de una cabeza de león.

En los sepulcros de García Álvarez de Albornoz, padre del Cardenal y de su hermano Alvar García de Albornoz, los personajes van vestidos con sus respectivas armaduras de caballeros; bajo ellos, en el centro dos niños sujetan una corona de laureles con representación al interior de un escudo, y en los laterales una ornamentación propia de caballeros.

En las inscripciones superiores figuran los siguientes textos: - " Aquí yace Garci Alvarez de Albornoz.... fino diez y ocho dias de setiembre era de mil e trecientos e sesenta e vi annos" ; y en el otro: - " Aquí yace Don Alvar García de Albornoz....e finó veinte e ocho dias de julio era de mil cccc e xii annos".

El Retablo Mayor de esta Capilla cuya tabla central representa la Crucifixión del Señor, fechado en el año 1.526 está también pintado por Fernando Yáñez de la Almedina.

Sobre al altar, este retablo ofrece una fina decoración y está compuesto por una predela, un cuerpo principal y un montante.

En la predela aparecen un total de cinco tablas: la central con la Resurreción del Señor, y a los lados otras dos tablas de similar tamaño con la representación en uno de ellos de San Pedro y San Pablo, y en el otro a los dos Juanes: el Bautista y el Evangelista.

De mañor tamaño, en los extremos de esta predela otras dos pinturas, con las escenas del martirio de Santa Inés a la izquierda y el de Santa Catalina de Alejandría en el de la derecha.

Detalle de la pintura en el centro de la predela con la representación del tema de la Resurreción de Cristo con otras dos figuras: la de la izquierda con la figura del fundador que está arrodillado y en actitud de oración, y a la derecha la representación de un soldado romano, sentado a los pies del Santo Sepulcro, que recuesta su cabeza sobre su mano izquierda hayándose dormido.

El cuerpo principal del retablo mayor con su tabla central tiene también unas finas pilastras con adornos donde se combina entre un abundante follaje una decoración formada por grutescos, mascarones, cotas, escudos, etc., abarcando en sus calles laterales otras pinturas.

En el lado izquierdo aparece la pintura de un Papa, y sobre él un pequeño medallón con la figura del profeta Isaías, mientras que en el derecho se representa a un Obispo y encima en el medallón el profeta Habacuc.

En la tabla central se representa la Crucifixión del Señor acompañado de los dos ladrones. 

De pie y al lado derecho de la Cruz se encuentra un grupo formado por la Virgen, San Juan y dos mujeres;  a los pies de la cruz la Magdalena arrodillada y con un rostro cubierto con un paño; debajo del mal ladrón un grupo de soldados romanos, y en el ángulo inferior izquierdo la representación de Santo Domingo arrodillado.

El resto de la pintura corresponde a tres calaveras dispersas sobre el Gólgota y la ciudad de Jerusalén al fondo.

Sobre el cuerpo principal del retablo y con menor anchura hay un cornisamiento que en su parte central muestra una pintura que representa el Nacimiento del Señor, y a los lados de ella dos recuadros con unos ángeles tallados en la madera sobredorada que portan una concha en la mano.

Se remata este cuerpo con un montante que en su centro lleva el escudo de armas de los Carrillo y Albornoz bajo un sombrero cardenalicio; a los lados, guardando el escudo, dos sirenas, y a sus costados un león alado por cada sirena, cerrándose en los extremos con una especie de candelabros.

Frente a los dos sepulcros antes citados, al fondo del muro de la derecha de la Capilla se haya el sepulcro del Obispo Antonio Palafox, y junto a él la pinturo de la Virgen de las Angustias.

El sepulcro del Obispo Palafox está formado por una urna de mármol rojo, con las insignias episcopales en su frente, y entre dos jaspeadas columnas dóricas figura la placa con la leyenda conmemorativa de este enterramiento.

En cuanto a la pintura de la Virgen de la Rosa, o de la Antigua, es un óleo sobrelienzo, copia de una tabla del s. XIV.

Detalle de la parte superior del cuadro de la Virgen de la Antigua, en la que dos ángeles proceden a colocar una corona sobre las sienes de la Virgen, y encima una filacteria sujetada por un tercer ángel.

Latitud: 40° 4' 43.428" N
Longitud: 2° 7' 46.488" W

El Arte en Cuenca - Nota legal

Página web por Hazhistoria