El arte en Cuenca

Logotipo

Villalba de la Sierra

Edificada en sillarejo con piedra toba, conserva de su primitiva construcción románica su espadaña, la portada norte y el ábside.

En el hastial occidental de la iglesia se disponen dos ventanas: una inferior, más amplia, con arco de medio punto, y otra encima de la anterior con ancha saetera abocinada de arco de medio punto, sobre la que se alza la espadaña.

En el cuerpo inferior de la espadaña se abren dos vanos para campanas con arcos de medio punto, y en el superior otro más pequeño y centrado para su uso como campanil.

Queda rematada la espadaña mediante cornisa en forma triangular.

En parte del muro norte puede apreciarse la altura del primitivo templo antes de su sobreelevación, conservando de aquella época la cornisa de nacela y dos canecillos de caveto que la soportaban.

En este muro se puede observar los resaltes de los esquinales del ábside, presbiterio y nave.

Igualmente conserva este muro una portada cegada primitiva.

Restos de la portada cegada en el muro norte de la que solo se conserva su apuntado arco adovelado bajo chambrana lisa de perfil de nacela que apoya en imposta lisa.

En su ábside semicircular se percibe la altura original y la posterior elevación, abiéndose en el centro del tambor de la obra primitiva una sencilla ventana saetera.

La Pila Bautismal apoya sobre un tenante circular que parece ser tenía decoración de cabezas de clavo.

La embocadura de su taza semiesférica se adorna con bocel sogueado bajo el que se dispone una cenefa con decoración de entrelazo de tres cabos formados cada uno por un tozal, y en el registro inferior bajo tres finas molduras una arquería de arcos rebajados y doblados que apean en columnas, rodeando todo ello a una serie de gallones de poco resalte; en las enjutas que forman la unión de los arcos hay decoración de tipo vegetal.

Latitud: 40° 14' 3.9768" N
Longitud: 2° 5' 22.2396" W