El arte en Cuenca

Logotipo

Torrecilla

Al aproximarse al templo se puede observar que reúne las características propias de estas iglesias románicas que se edificaron tras la repoblación del territorio a principios del S. XIII.

Está construida en mampostería y sillares en las esquinas, con espadaña a los pies, nave única con cubierta a dos aguas, presbiterio recto y ábside semicircular, retranqueados respecto a la nave, recorriendo su perímetro una cornisa con sus correspondientes canecillos.

Se levanta la iglesia sobre un cerro, teniendo a sus pies la población y dominando un extenso territorio.

La espadaña , de mampuesto en su parte inferior, está realizada en sillería en su zona superior.

Queda rematada la espadaña con dos huecos para campanas realizados con arcos de medio punto, terminando con un acabado sobre ellos en forma triangular.

Bajo las campanas se abre un vano original modificado.

Esta ventana está formada por una abocinada saetera, hoy cegada, enmarcada en triple arco adovelado de medio punto, los dos interiores de baquetones, a bisel el interno y el exterior de arista biselada, habiéndose modificado la mitad derecha de la misma, ya que se ha abierto una nueva ventana que ha hecho desaparecer las antiguas molduras de esa parte.

Desde el muro norte se aprecia su espadaña, la nave con su cornisa y canes, la portada y al fondo el presbiterio.

Portada principal de entrada al templo, en lugar de la abierta al mediodía, bajo la cornisa de sillares de listel y nacela que reposan sobre canecillos lisos de perfil biselado, ligeramente adelantada al muro de la nave.

Esta Portada abocinada se organiza en un antecuerpo de sillares rematado por tejaroz sobre cornisa similar a la del muro de la nave, quedando bajo ella restos de unos canecillos de rollo.

Está compuesta la portada por un apuntado arco adovelado liso rodeado de dos arquivoltas y una chambrana igualmente apuntadas.

Las arquivoltas están decoradas por doble moldura de baquetones con mediascañas entre ellas, mientras que la chambrana la forma un baquetón con una moldura lisa al exterior.

Detalle de la parte superior de la portada, que sobre las arquivoltas queda rematado el tejaroz por estrecha cornisa similar a la de la nave, quedando restos bajo ella de unos canecillos de rollo, apercibiéndose sobre sus tejas el voladizo del muro lateral norte del templo que apoya sobre la cornisa y sus capiteles. 

Los arcos apean en una imposta escalonada de listel y perfil de nacela que recorre el antecuerpo, apoyándose en jambas lisas.

Entre la jamba exterior y la interior debía acodillarse una columna a cada lado, de la que solo permanecen los desgastados capiteles que tenían motivos vegetales, así como el zócalo donde se apoyaban las mismas.

En el presbietrio norte y en el ábside se puede observar la pequeña sobrelevación que sufrió, quedando restos de su antigua cornisa, habiéndose confeccionado nuevos canecillos de similar diseño.

Al ábside se le han abierto modernos huecos para ventanas.

En algunas zonas del ábside se observa el uso de mampostería ripiada.

En la nave meridional, que conserva sus canecillos, se abre la otra portada.

La sencilla portada sur hoy cegada está remontada por simple arco adovelado liso apuntado bajo chambrana lisa de perfil de nacela, que apoya sobre imposta biselada que descansa sobre jambas de arista viva.

Latitud: 40° 17' 31.8876" N
Longitud: 2° 12' 18.1872" W