El arte en Cuenca

Logotipo

Cañete

El Castillo de Cañete que lleva el apelativo de D. Álvaro de Luna, corona la cima de encrespados peñascos, orientado de noroeste a sudeste, amoldándose perfectamente a su estrechez y largura, protegiendo por el occidente a su población.

Cuenta con un Recinto Amurallado en parte bien conservado y su fortaleza en la parte más alta.

Comenzando por el Recinto Amurallado hay que indicar que desde el Castillo descendían hasta la población para defenderla y cerrarla, dos cortinas de murallas en planta de zig-zag como muestra esta foto.

Partiendo del lado norte del Castillo desciende la muralla septentrional, donde se encuentra una primera puerta denominada Puerta del Rey, realizada con arco sencillo de medio punto de sillería en piedra toba.

Desde el interior del recinto,  Puerta de San Bartolomé o del Portillo, del siglo X, cuya peculariedad reside en que presenta un acceso acodado doble, lo que ofrecía una defensa más fuerte y un freno para intentos de asalto.

Puerta de San Bartolomé desde el exterior, cuyo acceso es paralelo a la muralla y no frontal como hemos visto interiormente.  Esta puerta se encuentra bajo un torreón rectangular, observándose en la foto que en el vértice de giramiento de la dirección salen diagonalmente otros dos arcos, separados pero próximos. Al fondo puerta de acceso a la parte superior de la torre.

Formando el ángulo sureste del límite máximo descendente de la muralla hay un cubo con restos a ambos lados del muro que enmarcan la Iglesia Parroquial que se levanta sobre el antiguo Palacio de los Marqueses de Cañete.

Puerta de las Eras del X siglo, desde el interior del recinto amurallado, también forma un acceso acodado, poseyendo varios arcos a diferentes alturas que forman un pasadizo abovedado, siendo uno de esos arcos de herradura califal.

La Puerta de las Eras en una imágen antigua.

(Foto cedida por Miguel Romero Sáiz).

En el límite suroeste de la población se abre la Puerta de la Vírgen, protegida al oeste por la muralla y al este por una torre adelantada de planta rectangular, que tiene un arco de medio punto bajo chambrana.

El Castillo es una ciudadela ó alcazaba islámica cuya construcción aprovecha la cima del alargado cerro que domina la población, superando la longitud total del mismo los 200 m., teniendo una anchura variable máxima de unos 20 m.

Al sur de la plataforma rocosa, teniendo la forma de un largo triángulo isósceles,se cierra el recinto, creando una Albacara o refugio.

Desde el sur:  muralla con su entrada al resto de los recintos.

Parte más elevada del Castillo.

Aljibe

Último recinto, al norte.

Latitud: 40° 2' 31.8372" N
Longitud: 1° 39' 7.398" W