El arte en Cuenca

Logotipo

Recorrido alfabético por el Patrimonio Artístico de Cuenca

Busqueda por poblaciones

NOVEDAD: Museo Diocesano, Museo Arqueológico, y Museo de Arte Abstracto; Ciudades romanas de Segóbriga, Ercávica y Valeria.

Alarcón: Castillo

El conjunto de todas sus fortificaciones debió ser uno de los recintos militares más formidable de España, con un papel estratégico de primer grado y reforzado por un importante sistema defensivo que constaba de un buen recinto amurallado y un alcázar.

Efectivamente el conjunto fortificado de esta ciudad-fortaleza estaba constituido por unas torres avanzadas, por tres recintos de muralla y por su castillo.

Alarcón: Ermita Nuestra Señora de la Orden

Ermita de Nuestra Señora de la Orden

Esta ermita que realiza actualmente las funciones de capilla del cementerio, fue construida en mampostería y sillares en las esquinas. Conserva la cabecera y parte de su única nave, la cual tras el hundimiento parcial de la misma, fue cerrada con un nuevo muro hacia su mitad, colocándose en el nuevo cerramiento de poniente la portada existente en su paramento sur, actualmente cegada, mientras que en el muro norte una construcción posterior utilizada como panteón impide ver una portada y una ventana.

Alarcón: Iglesia Santo Domingo de Silos

Iglesia de Santo Domingo de Silos

Tras numerosos añadidos posteriores, conserva poco de su primitivo aspecto románico, utilizándose en la actualidad el edificio como auditorio y sala de exposiciones.

Está construida en mampostería, con sillares en las esquinas, portada y torre.

De su primitiva construcción románica, además del ábside semicircular con pequeña ventana abocinada que en la actualidad está cegada, se conserva su portada.

Alarcón: Puente del Henchidero

Puente del Henchidero.

El Puente del Henchidero, o del Cañavate o de Tébar, aunque fue modificado posteriormente tiene una estructura de época románica. Está situado a las afueras de la población, en su lado norte y a los pies de ella, siendo su construcción de sillería y mampostería de piedra caliza, con un solo arco de medio punto, que salva el cauce del río Júcar, asentándose sobre roca caliza natural, empleándose sillares regulares para construir las dovelas del arco, algo deformado.