El arte en Cuenca

Logotipo

Recorrido alfabético por el Patrimonio Artístico de Cuenca

Busqueda por poblaciones

NOVEDAD:   SAELICES

Es de época románica el remate de frontón triangular de su espadaña, con doble hueco para campanas con arcos de medio punto.

Conserva de su primitiva construcción románica la cabecera, las portadas y su pila bautismal.

Tanto en la zona absidial como en los muros presbiteriales se puede reconocer la altura original de la obra antes de su posterior sobreelevación.

En el muro norte de su iglesia, como sujección de su alero, se aprecian una serie de canecillos biselados, así como unos contrafuertes de su primitiva iglesia románica.

Conserva su Pila Bautismal románica sobre un pedestal cilíndrico liso cuyo vaso lleva decoración gallonada algo inclinada que se recoge en la base, quedando cortados estos gajos de manera horizontal en su parte superior mediante una moldura abocelada que discurre por su embocadura.

La espadaña. de dos cuerpos, presenta en el superior dos pisos en sillería, separados por cornisa, con dos huecos para campanas cada uno con arco de medio punto, los inferiores cegados.

En la coronación del ábside de su iglesia se han reutilizado sus canecillos románicos tras una sobreelevación posterior del mismo.

La cornisa que soporta el alero es de piedra plana que remata al exterior con una moldura abocelada, pudiéndose apreciar algunas marcas de cantero en las metopas.

Realizada en mampostería y con refuerzo de sillares en los esquinales, conserva de su primitiva fábrica románica la parte baja del ábside y una portada.

Al aproximarse al templo se puede observar que reúne las características propias de estas iglesias románicas que se edificaron tras la repoblación del territorio a principios del S. XIII.

Está construida en mampostería y sillares en las esquinas, con espadaña a los pies, nave única con cubierta a dos aguas, presbiterio recto y ábside semicircular, retranqueados respecto a la nave, recorriendo su perímetro una cornisa con sus correspondientes canecillos.

El pequeño templo de Valdecañas, que tiene una espadaña con doble vano para campanas y una portada adovelada con arco de medio punto sobre impostas, conserva en su interior una pila bautismal cuyo vaso apoya directamente en el suelo.

Asentada sobre pie troncocónico liso se alza la Pila Bautismall de esta población, de copa semiesférica que en su parte inferior luce una arquería de arcos de medio punto con decoración incisa en sus enjutas sobre gruesas columnas recogidas en su base, albergando en su interior unos gallones.

Páginas

El Arte en Cuenca - Nota legal

Diseño web por Hazhistoria