El arte en Cuenca

Logotipo

Alarcón: Castillo ( 2 )

 

CASTILLO

 

Sobre el promontorio natural que rodea el meandro del río Júcar, en su parte más elevada y al este de la villa, se sitúa el Castillo de Alarcón.

 

Al detallar anteriormente el sistema defensivo con que cuenta este castillo, pudimos observar que para acceder a esta fortaleza era necesario atravesar las puertas del Campo, del Calabozo y de la Bodegón, tras lo cual se llega a esta última fortificación que cuenta para su defensa con un foso excavado sobre la roca.

Se sitúa sobre un desnivelado terreno y, por su adaptación a la roca donde se asienta, presenta una irregular planta en forma trapezoidal con tendencia a la triangular, tal y como encontramos en su patio de armas.

 

 

Sus muros, construidos en mampostería y reforzados con sillares en las esquinas y en los marcos de puertas y ventanas, quedan formados con cuatro lienzos.

 

Estos muros han sido consolidados a raíz de su rehabilitación como Parador Nacional de Turismo “Marqués de Villena”, pero también se han abierto en ellos gran número de ventanas para su adaptación al uso actual del castillo, ya que se ha realizado una modificación interna de sus antiguas dependencias, por lo que la descripción de sus muros, torre del homenaje e interior del mismo corresponde a la disposición actual que presenta esta fortaleza.

Entre los lienzos del castillo se elevan dos torres: una de planta cuadrada que se sitúa entre el paramento norte y este, y otra cilíndrica entre los lienzos este y sur.

En el lienzo norte es donde encontramos un total de 17 vanos para ventanas de las habitaciones del parador (originalmente se abrían solo 4 vanos).

El lienzo este cuenta solo con dos vanos: una estrecha y alta abertura a modo de aspillera y otro amplio vano con arco de medio punto.

 

La torre cilíndrica, que defiende y limita los lienzos este y sur, se emplaza frente a la puerta del Calabozo. Dicha torre ofrece una poderosa imagen defensiva del castillo junto al camino de acceso al mismo.

En el lienzo sur se abren tres ventanales: dos de ellos de mayor y semejante tamaño, pero todos rematados con arco de medio punto (antes de su transformación como Parador se abrían en este lienzo otras cinco ventanas correspondientes al piso superior existente).

 

En el lienzo oeste se encuentra la puerta de entrada al castillo (que conserva sus hojas originales del s. XV revestidas con planchas de hierro fijadas con clavos), la torre del homenaje precedida de un almenado antemuro o barrera artillera orientada al interior de la población y un foso.

 

El castillo, con traza arquitectónica de estilo gótico, cuenta en su parte superior con un camino de ronda y un reconstruido almenado de merlones piramidales.

El exiguo patio de armas, que ofrece planta triangular con su pozo de agua con brocal, permite la entrada a la Torre del Homenaje, a las habitaciones y a los salones (en el actual comedor se conservan los arcos fajones en piedra para soporte de unas vigas de madera).

Motivos decorativos en el interior del patio.

 

También desde el patio se puede observar interiormente el muro donde se sitúa la puerta de entrada al castillo, donde encontramos el perfil de su primitivo arco ojival que en el siglo XV fue transformado en el actual escarzano de menor altura.

 Torre del Homenaje

 

 

Situada frente a la población en la parte más elevada del castillo. Esta imponente torre presenta una planta rectangular con 24 metros de altura y cuenta con un singular remate almenado y amatacanado.

Construida en mampostería, como el resto del castillo, se puede apreciar en sus muros diferentes tipos de mampuesto en su edificación, si bien ofrece en su composición un estilo renacentista.

 

En el lienzo de poniente se abre una sola ventana protegida con rejas, en el norte pequeños ventanucos. Pero es en el lienzo este donde encontramos su puerta de entrada, otros dos vanos y tres ventanucos.

 

La puerta original de entrada a la torre, que se sitúa al este a elevada altura, es hoy día la ventana de una habitación de la segunda planta.

A los lados de esta ventana, con arco de medio punto, se conservan las vigas empotradas que sostenían una plataforma retráctil o levadiza.

 

 

Actualmente el acceso a esta torre se realiza a través de un nuevo vano abierto en la planta baja.

 

Culmina la torre con una doble línea de almenas de merlones rematados por albardillas piramidales.

 

La línea de almenas inferior conforma un matacán perimetral que apoya en ménsulas de triple moldura, unidas por arquillos ciegos de medio punto.

El acceso al adarve de la torre se realiza en la actualidad desde una habitación.

 

Vista nocturna del Castillo de Alarcón.

Latitud: 39° 32' 47.58" N
Longitud: 2° 4' 59.6568" W

El Arte en Cuenca - Nota legal

Página web por Hazhistoria