El arte en Cuenca

Logotipo

Uclés: Monasterio - I

 

Vista general desde poniente

 

El Monasterio, sede-cabeza de la Orden de Santiago, se asienta sobre una amplia explanada de una parte de un cerro en el que también se alzan los restos del Castillo, del cual formaba parte, y a sus pies, al este del mismo, se encuentra el asentamiento de la población.

Este lugar donde se encuentra ubicado el monasterio fue primitivamente un antiguo castro celtibérico, que con el dominio musulmán se convirtió en una alcazaba árabe y tras la conquista cristiana en un convento de dicha orden de Santiago, cuya edificación se comenzaría a finales del  s. XII.

Sobre dicho edificio, a comienzos del s. XVI y como consecuencia de que ese convento ya no respondía a las necesidades funcionales de la comunidad, pues las diversas construcciones del inmueble eran ya insuficientes e inadecuadas, la institución monacal solicitó a Carlos V licencia para el traslado o construcción de un nuevo edificio, decidiéndose al final que se levantase uno nuevo sobre el anterior asentamiento existente, cuyo resultado es el que podemos observar en la actualidad.

En la imagen puede apreciarse en su parte inferior los restos de la muralla que defendía el cerro, con dos de las torres del castillo a la derecha del actual convento, así como el aterrazamiento cuyos muros de sujeción cuentan con contrafuertes cilíndricos, sobre el que se eleva este Monasterio.

Fue declarado Monumento Nacional el 3 de Junio de 1931.

 

Vista desde el este

 

Se inició de manera oficial la obra del nuevo convento de Uclés el 7 de Mayo de 1529, llegando a durar su construcción, tras diversas etapas constructivas, un total de 206 años, es decir hasta el año 1735, con Felipe V.

La planta del edificio es cuadrada, con patio central o claustro, y tiene tres portadas de entrada, una de ellas que corresponde al acceso a su iglesia.

Se puede apreciar, en las tres épocas en que se fue construyendo el edificio, los tres estilos arquitectónicos y decorativos que en él se desarrollaron, el plateresco, herreriano y churrigueresco.

Se desarrollan así los estilos propios del Quinientos, Seiscientos y Setecientos, donde coinciden sistemas constructivos propios del gótico tardío, del renacimiento, y del barroco.

Durante los primeros 20 años de su edificación, el tracista de la obra fue Enrique Egás "el Viejo", y el cometido como maestro mayor de obras correspondió a Francisco de Luna. También como maestros de obra participaron en su construcción Pedro de Vandelvira, Gaspar de Vega, Pedro Tolosa, Diego de Alcántara y Bartolomé Ruiz.

En esa primera época de su construcción se edificó esta fachada oriental, exponente del plateresco conquense, sí como la Iglesia, Sacristía y Refectorio.

Para su edificación se utilizaron piedras y sillares del yacimiento romano de Segóbriga, próximo al monasterio, por lo que algunos de esos sillares reutilizados conservan inscripciones latinas.

Es en esta imagen donde podemos ver el asentamiento de la población a los pies del monasterio.

Cada una de las fachadas del Monasterio están descritas en las páginas sucesivas a ésta.

 

Fachada norte

 

En la segunda época constructiva se ejecutaron las fachadas norte y oeste, así como el patio con su claustro alto y bajo, la escalera principal de la sacristía y el brazo norte del crucero.

En este lado norte, que es donde se encuentra la iglesia, también puede comprobarse como el aterrazamiento se realiza con altos muros cuyos estribos para resistir los empujes en este caso son cilíndricos a la derecha de la imagen y de planta rectangular en el centro.

 

Fachada oeste

 

En ella encontramos a la izquierda la fachada de la iglesia y a la derecha parte de las dependencias conventuales.

 

Fachada sur

 

Y en la tercera época constructiva se elaboró esta fachada al mediodía, así como su portada.

Igualmente se realizó el aljibe, en el centro del patio, con su brocal barroco.

Las Caballerizas

 

Frente a la fachada sur del monasterio se encuentran los restos del edificio que albergaba las antiguas caballerizas.

Encastrada en el muro de la portada, sobre la puerta de entrada a las caballerizas, se encuentra una pieza procedente de la cercana basílica visigoda de Segóbriga.

Pieza procedente del yacimiento de Segóbriga sobre la puerta de entrada a las caballerizas.

Latitud: 39° 58' 48.0216" N
Longitud: 2° 51' 48.0636" W

El Arte en Cuenca - Nota legal

Página web por Hazhistoria