El arte en Cuenca

Logotipo

Villarejo-Periesteban

La Iglesia vista desde el norte ofrece la visión de su ábside pero también los añadidos posteriores a su nave de capillas laterales, así como una moderna puerta de entrada.

Es en el lado de mediodía donde se puede apreciar el diseño románico original de una iglesia de una sola nave con presbiterio y ábside, realizada en mampostería y reforzada con sillares en las esquinas.

Apertura de una saetera en el presbiterio.

El ábside semicircular se alza sobre un zócalo adelantado que recorre toda la base de la iglesia, teniendo una estrecha saetera con sillares lisos descentrada a la derecha del tambor según se mira desde el exterior, la cual es similar a la abierta en el muro del presbiterio meridional. 

Detalle de la saetera correspondiente al presbiterio meridional.

La Portada de entrada al templo se resuelve mediante un adovelado arco apuntado rodeado por arquivoltas.

La arquivolta que rodea el arco desarrolla en su centro un baquetón entre dos medias cañas, todo ello trasdosado por chambrana decorada con puntas de diamante.

Apean los arcos en impostas de liso perfil de nacela sobre jambas lisas entre las que se acodilla una columna en cada lado formada por fino cimacio liso sobre capiteles, fuste liso y corto sobre basa ática con grueso plinto que descansa en zócalo.

Capitel del lado contrario, que al igual que el anterior su decoración es de motivos vegetales.

Al interior, en la cabecera se observan las dos ventanas saeteras citadas que aquí son abocinadas.

Se puede apreciar que el ábside está formado por una cubierta de bóveda de cañón, mientras que la del presbiterio es de crucería.

En la parte inferior del ábside se extiende un banco corrido.

La pila bautisamal de la parroquia, de época desconocida tiene una curiosa decoración realizada mediante incisiones de tipo horizontal, vertical e inclinado, tratando de imitar los diseños románicos, consiguiendo una descripción muy geométrica.

Latitud: 39° 52' 15.7656" N
Longitud: 2° 26' 27.9456" W