El arte en Cuenca

Logotipo

Villaescusa de Haro: Iglesia de San Pedro Apóstol (I)

 

Exterior de la Iglesia de San Pedro Apóstol de Villaescusa de Haro

 

La actual iglesia mantiene elementos constructivos del gótico tardío, aunque esencialmente se trata de una obra renacentista con añadido de capillas hasta el s. XVIII.

Su fábrica es de mampostería, con sillares tanto en las esquinas como en los contrafuertes, en la sacristía y capilla de la Asunción, en el lienzo de la portada y en la torre en su mayor parte.

Tal y como puede apreciarse a la izquierda de la imagen, exteriormente destaca en la volumetría del edificio la citada capilla de la Asunción y la sacristía junto a ella.

También vemos parte de la portada norte y se adivina en la esquina superior derecha el remate de la torre que se levanta en el piecero de San Pedro.

Portada norte, que no es la de usual acceso a la iglesia, ya que se utiliza la portada sur que se expone posteriormente,.

Muestra una obra sencilla en sillería, de tipo renacentista, cuyas dovelas forman un arco de medio punto bajo entablamento con decoración en las enjutas de medallones sin representación figurada alguna.

Exterior de la parte superior de la Capilla de la Asunción.

La Crestería que remata la parte superior de esta capilla, con motivos calados vegetales y geométricos que se repiten, es uno de los elementos decorativos característicos de la arquitectura gótica ojival y del Plateresco español, que también se le denomina "Isabelino".

En la imagen vemos una elegante tracería calada, cegada la inferior, rematada con pináculos, escudos y gárgolas.

Fue levantada por D. Diego Ramírez de Fuenleal, consejero y capellán mayor de Juana "La Loca" , para enterramiento de sus padres Pedro Ramírez de Orellana y María Fernanda de Tercero.

Se muestra a continuación varias fotos con detalles de esta parte superior de la capilla.

 

Vista de la sacristía de la iglesia

Visto el templo desde el norte, tenemos en un primer plano central los sillares correspondientes a los muros exteriores de la sacristía, sobre la cual aparece el remate superior de la capilla antes citada.

A la derecha de la imagen vemos el muro norte de la iglesia con la terminación de la torre, y a la izquierda de la foto la cabecera del templo, plana y orientada al este.

A través de esta otra fotografía de la capilla podemos percibir sus contrafuertes, ventanas, gárgolas, crestería, pináculos, y además algo peculiar en los métodos constructivos aplicados en la realización de los tejados que contornan a este espacio, ya que se cerraron mediante losas de piedra, algo no muy usual y que nos ofrece un remate que da gran elegancia al conjunto.

La Torre, a los pies de la iglesia y embutida en el centro del lienzo del muro de poniente, es de planta cuadrada.

Se puede observar que está construida con sillarejos, a diferencia de los muros de la naves realizadas en mampuesto, y con sillares en las esquinas.

Una banda moldurada, por debajo del tejado y que recorre todo el muro de poniente retrae ligeramente la parte superior de la torre de la inferior.

Sobre dicha moldura aparecen dos estrechos y verticales ventanucos en sillería y sobre ellos tres otros huecos más pequeños, cuadrados e igualmente compuestos por sillares.

Sobre estos huecos se desarrolla por la torre una imposta de separación entre la parte inferior de la torre y el cuerpo de campanas, con seis vanos con arcos de medio punto (dos pareados en cada uno de los lados anchos y los otros dos correspondientes a la apertura de un hueco en cada uno de los estrechos).

Se aprecian los sillares en esta parte superior solo en las esquinas y los huecos de campanas.

Se remata la parte superior de la torre mediante otra imposta.

 

 

Portada principal

Se trata de una portada renacentista encuadrada entre contrafuertes, cubriendóse todo ese área con sillares que realzan el espacio de entrada a la iglesia.

Se compone este área de la portada abierta a mediodía, formada por dos cuerpos, con hornacina sobre el superior, y rematada en la parte más elevada con dos ventanas abocinadas de arco de medio punto a los laterales de la misma.

En este primer cuerpo, el vano de entrada al templo con arco de medio punto queda enmarcado por cuatro adosadas pilastras pareadas que soportan un entablamento.

En la rosca o parte frontal de cada una de las dovelas del arco se desarrolla una decoración de punta de diamante que alternadamente se encuentra dentro de un roleo circular, que en la clave se orna con cabeza de angelito alado.

Las pilastras son de fuste acanalado, que apoyan en basa sobre zócalo, siendo el estriado de las mismas más amplio en su parte superior, que terminan en los collarines a modo de capiteles que soportan el entablamento.

Las enjutas del arco muestran medallones con los bustos de San Pedro y San Pablo.

El entablamento está formado por arquitrabe con platabanda con tres molduras sin decoración, friso con cajeados y cornisa similar a la del arquitrabe.

En el segundo cuerpo vemos como por encima del entablamento se alzan sobre cada uno de sus estremos un par de flameros o candelabros. Desde la parte inferior de los dos flameros interiores y hacia el centro de la composición, se desarrolla una decoración con motivos vegetales que llega hasta la base de la hornacina como apoyo de la misma, conformando una especie de aletón.

En el espacio existente entre esa ornamentación vegetal, sobre la parte central del entablamento y bajo la hornacina, aparece labrado un escudo.

En cuanto a la citada hornacina con forma de concha avenerada en su parte superior, se encuentra flanqueada la misma por dos columnillas igualmente de fuste estriado pero con capiteles jónicos, y rematado todo ello con frontón triangular, cobijando en su seno la talla en piedra de su titular.

Latitud: 39° 35' 49.578" N
Longitud: 2° 40' 26.652" W

El Arte en Cuenca - Nota legal

Página web por Hazhistoria