El arte en Cuenca

Logotipo

Uclés: Monasterio - VII

Iglesia

 

Percibimos en esta imagen, vista desde el patio del monasterio, la nave de la iglesia sobre la panda norte del claustro, con parte de una de las dos torres que posee a los pies de ella, a la izquierda, mientras que a la derecha vemos el transepto y cimborrio  sobre crucero con su balaustrada y adorno de bolas, sobre el que se alza el chapitel cubierto de pizarra, con cuatro ventanas abuhardilladas en su parte inferior.

También podemos comprobar que la nave cuenta con cuatro ventanas y tres contrafuertes de los que salen otros tres arbotantes que terminan sobre el tejado inferior lateral a través de un pínaculo de bolas.

En cuanto al transepto constatamos que posee ventana en su brazo y se remata con frontón triangular calado, ya que su tímpano se encuentra horadado por un óculo u ojo de buey.

Aunque la primera fase de la iglesia fue levantada por Gaspar de Vega, en 1577, seguido de Pedro de Tolosa, asi como por otros colaboradores como Diego de Alcántara, Bartolomé Ruiz, Pedro Lizargárate, etc., el plano definitivo del templo le corresponde al arquitecto  renacentista conquense Francisco de Mora, discípulo de Juan de Herrera, quien dirigió las obras desde 1587 a 1609, al más puro estilo herreriano, considerándose el año 1602 como la fecha de terminación de la misma.

De las tres puertas de acceso con que cuenta la iglesia, de las cuales ya hemos visto las dos del oeste y norte, ésta situada bajo la galería o panda sur es la entrada habitual a la iglesia.

Se trata de una puerta de doble hoja, adintelada y sin decoración alguna salvo las molduras que recorren su perímetro, y sobre ella un arco de medio punto que forma un frontón curvo.

 

Vista general de la nave de la iglesia desde sus pies, bajo el coro.

La iglesia, de planta de cruz latina y transepto de cortos brazos, es de nave única que se cubre con bóveda de medio cañón con lunetos separada en cinco tramos a través de arcos fajones que descansan en contrafuertes interiores.

Entre dichos contrafuertes se abren a cada lado cuatro arcos de acceso a otras tantas capillas laterales de menor altura, con lo que la iglesia está edificada con una sola nave central y un total de 8 capillas laterales, que se comunican entre sí a través de pequeñas puertas adinteladas.

Igualmente advertimos al fondo que el crucero se cubre con cúpula de media naranja apoyada sobre pechinas, finalizando la nave en su cabecera con un retablo que ocupa todo su espacio.

Una cornisa perimetral lisa y quebrada en los capiteles recorre la nave, separando su cubrición de los paramentos laterales.

Las dimensiones de la iglesia son las siguientes: 65 metros de largo, 12 de ancho y 36 de altura.

 

En esta otra perspectiva tomada desde el crucero vemos que a los pies de la iglesia, en el espacio de los dos últimos tramos de la nave y como si de un piso superior se tratase, se levanta un amplio coro elevado y abalconado sustentado por arco carpanel cuya bóveda es de arista.

En esta vista lateral de la nave podemos ver como los arcos fajones que descienden hasta la cornisa se apoyan en los contrafuertes interiores formados por pilastras acanaladas sobre altos basamentos adosados al muro.

En el piecero de la iglesia, bajo el coro alto, se encuentra esta poligonal cancela o contrapuerta de madera, con bajorrelieves que representan a las virtudes cardinales y los cuatro evangelistas entre dobles semicolumnas de fuste acanalado que arrancan a una altura cercana al metro, sobre un basamento de ménsulas con mascarones, que terminan en capiteles de tipo corintio.

Apoyándose en estas columnas discurre un entablamento con frontón abierto y desventrado en cuyo centro aparece la cruz de Santiago con dos veneras.

Se remata la cancela en su parte superior con tres pináculos.

Al interior de ella, en su almizate, aparece en el central la cruz maestral entre dos de Santiago con dos veneras cada una.

 

 

Reja de separación de la nave con el crucero. No es la original, sino una replica de ella realizada a mediados del siglo XX.

Esta verja, de un solo cuerpo o piso, se estructura en plinto y un cuerpo ocupado con barrotes, con puerta central de dos hojas, sobre el que a modo de friso se desarrolla una continuación de los barrotes inferiores pero con poca altura, y sobre ello queda coronado el conjunto por una crestería de remate con las armas reales en el centro, entre leones y bajo corona, y una cruz de Santiago a un lado y otra maestral al otro, bajo coronas y entre pinaculillos.

 

 

 

Tanto en la imagen anterior como en ésta que está tomada desde el altar, podemos apreciar que en cada una de las 4 esquinas formadas en las  intersecciones del crucero con la nave y la cabecera, se elevan dobles pares de altas semicolumnas.

Se alzan estas semicolumnas sobre altos basamentos, al mismo nivel que los existentes en la nave para soporte de las pilastras, estriadas en la parte inferior y acanaladas en el resto superior, rematadas con capiteles de tipo toscano.

Advertimos en los dos lados de las columnas una puerta en cada uno de sus laterales, así como una puerta con balcón a media altura en cada lado, y sobre ello una ventana semicircular bajo luneto, que en la cabecera, a cada uno de los lados del retablo mayor, se reproduce nuevamente a nivel raso una puerta, con otra abalconada encima y sobre la cornisa otra abertura semicircular bajo luneto.

Los cortos brazos del transepto terminan en dos muros sin apertura alguna, salvo las ventanas sobre la cornisa que siguen el modelo de las de la nave, a modo de frontón circular.

El crucero de la iglesia se cubre con una cúpula de media naranja sobre pechinas en las que se personifican en pintura las figuras de cuatro de los siete arcángeles.

La cúpula, obra de Antonio Segura, se sustenta sobre una nervadura de dovelas de sillares formada por ocho nervios que desde su arranque convergen en su centro, en el círculo base de una linterna, sobre la que se eleva un chapitel.

El ábside poligonal de la iglesia alberga el Retablo mayor barroco que hizo Francisco García Dardero en 1668, del que solo se conserva original la parte superior y el basamento.

Consta de un banco o predela, dos cuerpos o pisos y ático, todo ello dorado y pintado.

El primer cuerpo tiene en su centro un pequeño templete, con cúpula que acoge la imagen de cuerpo entero de una virgen en posición orante, y a los lados grandes y recargadas ménsulas para soporte de columnas y repisas del piso superior.

 

El segundo cuerpo se estructura a través de seis columnas de fuste acanalado y capiteles de orden compuesto. A este respecto vemos que se despliegan dichas columnas mediante la elevación en cada extremo de una columna, y otras dos al interior de cada lado, entre las cuales se sitúa una tabla con la representación de Santiago. Pero también hay que indicar que entre cada una de las columnas pareadas aparece un pilar poligonal que asemeja otra tercera columna.

Soportan estas columnas un entablamento con arquitrabe plano, friso con ménsulas y cornisa que separa este cuerpo del ático.

En las repisas laterales de este segundo cuerpo aparece a la izquierda la escultura de San Agustín escribiendo la regla de la Orden, y en la de la derecha a San Francisco de Borja, que fue Caballero de la Orden de Santiago.

Respecto al cuadro que preside este retablo, es obra de Francisco de Ricci, pintor de cámara de Felipe IV, quien lo pintó en 1670, representando a Santiago, montado a caballo y venciendo a los infieles en la batalla de Clavijo.

En el ático, bajo una bóveda de cuarto de esfera, podemos ver en el centro un calvario con Jesús crucificado, la Virgen y San Juan.

Dentro de las cinco secciones en que queda dividida este espacio se representan pinturas con escenas de la pasión y glorificación de Cristo.

Y sobre el calvario se encuentra la paloma del Espíritu Santo. El conjunto está rematado con la figura del Padre Eterno con el orbe en su mano izquierda  y bendiciendo con la derecha.

 

Vista del coro alto de la iglesia, hacia el hastial de poniente.

Vista hacia la nave desde el amplio alto coro de la iglesia.

Desde el coro alto, vista del ático del retablo mayor de la iglesia.

Latitud: 39° 58' 50.4552" N
Longitud: 2° 51' 48.7656" W

El Arte en Cuenca - Nota legal

Página web por Hazhistoria