El arte en Cuenca

Logotipo

Cuenca: La Virgen de Arcas

Del siglo XIII y procedente de la iglesia de Arcas se encuentra en el Museo Diocesano una Virgen con Niño en madera policromada.

Se trata de un prototipo de Virgen sedente con el Niño sobre su regazo en la habitual postura de Trono de la Sabiduría, característica de la época románica, que en este caso sin embargo ha perdido en cierto modo su rigidez, ganando en naturalismo,

La Madre aparece sentada sobre un banco o escaño, frontalmente y con los brazos y piernas en ángulo recto y paralelos, luciendo una túnica roja, asomando bajo el borde inferior de dicha túnica que se abre ligeramente el típico calzado puntiagudo, y portando por encima un manto que se desarrolla por su regazo y cuelga por sus rodillas.

De perfil se aprecia el banco o escaño sobre el que aparece sentada la Virgen.

La túnica de color rojo que porta la Virgen lleva decorada algunas flores de color verde, siendo la misma de escote redondo y ceñida por un cordón.

Con la mano derecha sostiene una bola que para algunos representa el universo y para otros el fruto de su vientre, mientras que con la mano izquierda sujeta al Niño por el hombro.

El Niño se encuentra sentado sobre la rodilla izquierda de su madre, en posición frontal, vestido con túnica larga ceñida en la cintura por un cordón, faltándole los pies así como los brazos en los que usualmente figuraba con el Libro Sagrado que sujetaba con la mano izquierda y a su vez bendiciendo son la diestra.

La cara de la Virgen guarda su policromía y su cabello conserva su dorado.

Latitud: 40° 4' 41.718" N
Longitud: 2° 7' 44.3784" W