El arte en Cuenca

Logotipo

Castillo de Garcimuñoz

En la parte más alta de la población, construida en sillarejo y argamasa, se levanta este Castillo, que en su parte sudeste fue reaprovechada para la construcción de la Iglesia parroquial.

Su estructura es un irregular cuadrado, que tuvo dos plantas más la baja, con fuertes y muy reforzados muros de bastante altura (se conservan hasta el nivel del camino de ronda), rematados en las esquinas por cuatro grandes torreones redondos en las esquinas, siendo mayor el de la Torre del Homenaje, al norte.

Vista del Castillo desde poniente.

En este lienzo de muralla se puede observar como la planta baja lleva un refuerzo hacia el exterior mediante un talud; encima de las ventanas del primer piso se abren seis troneras sobre las que discurre horizontalmente una moldura ó bocel abarcando todo el edificio, propio de las fortificaciones construidas a partir del S. XV como adorno, sobre el cual se abren las ventanas de la segunda planta residencial, pudiéndose ver también sobre ellas la base de una garita.

La torre sudeste queda rematada en su parte superior con el campanario de la Iglesia.

Detalle de muro existente junto a la entrada del Castillo, con ventanas de diferentes diseños.

La entrada al Castillo se encuentra en un ángulo reentrante de un lienzo que rompe la línea de uno de los paños de la muralla.

Esta Portada está realizada a modo de un retablo gótico isabelino, y se compone de dos partes: la superior es una barbacana o balcón saliente con cuatro troneras y una buhera,buhedera ó buharda para arrojar verticalmente objetos ó líquidos, rematada en los laterales por dos torrecillas que reposan en ménsulas; en la parte inferior, sobre el arco de la puerta, una orla formando un arco mixtilíneo se cierra en la clave con un coronado blasón con el escudo  de Enrique IV de Castilla sobre una armadura y otros tres escudos.

Latitud: 39° 39' 39.7944" N
Longitud: 2° 22' 57.7128" W