El arte en Cuenca

Logotipo

Cardenete

En un extremo de la población, sobre un lugar elevado y frente a un cerro en el otro lado, en el que probablementre hubo antes otro Castillo, se levanta la denominada Fortaleza, mandada construir por el primer Marqués de Moya, don Andrés de Cabrera, entre 1.520 y 1.540, aunque no llegó a ser concluida.

Esta obre es un claro ejemplo de construcción militar en el S. XVI, adaptada al peligro de la artillería contraria (fuertes muros, no elevada altura, etc.) y a la vez con medios y elementos para la propia artillería del Castillo, con un mayor calibre que la de la época anterior, por lo que desde el exterior destaca por el número de huecos de sus troneras, algunos pequeños siendo meras aperturas sin derrame.

Su planta es casi cuadrada, con cuatro cubos en las esquinas más otro al mediodía en el que se sitúa la Puerta de acceso al edificio.

En la parte más baja de la plataforma se levanta este cubo en forma de "D" que sería la Torre del Homenaje.

Se observa en su parte superior la base de lo que parece iba a ser el marco de un escudo o de una inscripción, mientras que en su base y desde su interior sale un manantial hoy utilizado al exterior como lavadero del pueblo. 

Entre este cubo y el otro del fondo se encuentra la Puerta de entrada al recinto.

Vista del cubo noroeste de La Fortaleza.

Interior de La Fortaleza

Etiquetas: 
Latitud: 39° 46' 7.662" N
Longitud: 1° 40' 57.5472" W